El Pleno Municipal de Molina de Segura exige la dimisión de Pedro Antonio Sánchez y Adela Martínez Cachá

La moción también recoge la retirada de los aforamientos e insta a los Grupos Parlamentarios a la presentación de una moción de censura

El concejal del Partido Popular Miguel Ángel Rodriguez apoyó la iniciativa presentada por Cambiemos Molina

El Pleno Municipal del Ayuntamiento de Molina de Segura, celebrado anoche, aprobó por mayoría absoluta la moción de Cambiemos-Podemos para exigir la dimisión de Pedro Antonio Sánchez ante su imputación en el caso Auditorio. La votación, realizada punto a punto a petición de un concejal no adscrito, contó con el visto bueno de 16 de los 25 concejales de la corporación, correspondientes a los votos de Cambiemos Molina, Ganar Molina, PSOE, los 5 concejales no adscritos y del concejal del Partido Popular Miguel Ángel Rodríguez, para los tres primeros acuerdos. Estos se refieren a la petición de dimisión de Pedro Antonio Sánchez  y Adela Martínez Cachá, ambos imputados en casos de corrupción, y a la instancia  a la asamblea regional para que retire la figura del aforado. El último punto de la moción, en el que se pide a los Grupos Parlamentarios que presenten una moción de censura contra el Presidente si este se niega a dimitir, también fue aprobado por mayoría absoluta con el voto de Cambiemos Molina, Ganar Molina, PSOE y dos concejales no adscritos.

En su intervención, el portavoz de Cambiemos Molina, Fernando Miñana, insistió en que lo único que se estaba pidiendo es que “el Presidente cumpla con su palabra. Pedro Antonio Sánchez anunció antes de las elecciones que dimitiría si era imputado en este caso concreto. Posteriormente, para hacerse con los votos necesarios para alcanzar la presidencia, estampó su firma en un pacto cuyo primer punto recoge este mismo compromiso. Además, durante esta legislatura, se ha aprobado la Ley de Transparencia de la Región de Murcia, cuyo artículo 54.1 fija que en caso de imputación por casos de corrupción, cualquier cargo público tendrá la obligación de presentar su dimisión. Sin embargo, vemos como hoy la palabra del Presidente ya no vale, o peor aún, no tiene palabra, no cumple sus pactos y pretende escapar de la ley”.

Desde Cambiemos Molina relacionan la línea seguida por Pedro Antonio Sánchez con la que marcó hace poco menos de un año Eduardo Contreras, “comprometiéndose a dimitir si era imputado, prolongando después ese compromiso a la apertura de juicio oral, presentando graves acusaciones de corrupción como meras faltas administrativas, desviando la atención diciendo que las denuncias tienen contenido político, y un largo etcétera de contradicciones y trampas al solitario. La realidad es que vivimos en un sistema de corrupción institucionalizada en nuestra Región. La respuesta a los casos de corrupción, en lugar de ejemplaridad, es la persecución, presión y traslado de fiscales y jueces, la connivencia del ministerio de Justicia con imputados a través del propio Ministro, robos en las viviendas de los instructores de los casos para sustraer pruebas, y un largo etcétera que recuerda a los peores vicios de la mafia de hace un siglo”.

Por parte del Partido Popular, su portavoz Sonia Carrillo, realizó una delirante intervención en la que pretendía encender un ventilador con el que presentar la corrupción como algo que salpica a todos, acusando a Cambiemos Molina de presentar la moción como una campaña de persecución contra el Partido Popular. En la réplica, Miñana lamentaba las palabras de la portavoz popular, ya que la moción presentada va dirigida contra la corrupción “si bien es cierto que cada vez es más difícil decir que Partido Popular y corrupción no son sinónimos, precisamente por actuaciones como la defensa cerrada que el PP realiza de sus imputados. La realidad es que ustedes están avergonzados y comparten el criterio de su compañero Miguel Ángel Rodríguez, pero los cálculos políticos y el amor al sillón no permiten que lo digan abiertamente”.

Por último, desde Cambiemos Molina han anunciado que “ante la huida hacia delante del Presidente, sólo queda la presión ciudadana. Por eso apoyaremos la manifestación prevista para el 5 de marzo, convocada por la Plataforma Anticorrupción de la Región de Murcia. Si Pedro Antonio Sánchez se empeña en seguir el camino marcado por Contreras, la gente en la calle logrará el mismo resultado que obtuvo con el exalcalde de Molina de Segura y más temprano que tarde, los murcianos y murcianas le veremos salir por la puerta de atrás del Palacio de San Esteban”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: