El Ayuntamiento de Molina de Segura reservará un “mínimo” del 7% de sus contratos a empresas de economía social y de inserción sociolaboral

A partir del 1 de enero de 2019 el Ayuntamiento de Molina de Segura tendrá un “mínimo” del 7% para la reserva de sus contratos a aquellas empresas de carácter social y de empleabilidad dirigida a personas vulnerables, cumpliendo así con la Disposición Cuarta de la Ley de Contratación Pública 9/2017.

Desde el Ayuntamiento de molinense llevan años aplicando y ampliando criterios medioambientales y sociales en los contratos que se adjudican desde el consistorio. Desde 2016 el equipo de gobierno que lideran -Podemos, Psoe e IU- tomó las riendas de la gestión municipal, poniendo en marcha  un modelo de contratación pública responsable., y en sintonía con los nuevos modelos de economía sosotenible en continuo desarrollo. Respondiendo así, a criterios éticos,  promoviendo con ello unas condiciones favorables para el progreso social y económico. De este modo se pretende realizar una política orientada al pleno empleo, cumpliendo así con el Art 40 de la  Constitución que impone a las administraciones públicas.

La contratación pública supone cerca del 20% del PIB nacional, lo que contribuye de manera exponencial al crecimiento inteligente, sostenible e integrador de la economía, una de la grandes metas de la Estrategia europea 2020.

Esto supone como “mínimo” la reserva del 7% de los contratos del ayuntamiento a empresas de iniciativa social, centros especiales de empleo y empresas de inserción sociolaboral. De ese modo se establece un 7% para 2019 y un 8, 9 y 10% respectivamente para los años 2020 a 2022. Por lo que, Molina se convertirá en el primer municipio en tomar esta iniciativa y, de momento, el único de la Región.

El concejal de Cooperación de Molina de Segura, Pedro Jesús Martínez Baños, apostó desde el comienzo de su mandato como delegado de esta concejalía  por el fomento de la economía social y solidaria. Molina de Segura ha acogido en los últimos dos años las Jornadas de Economía Social y Solidaria organizadas por la Red de Economías Sociales y Alternativas (REAS). Estas Jornadas han consagrado en Molina, y en especial en el Ayuntamiento dinámicas para aplicar criterios sociales en la contratación, a través de talleres a trabajadores del consistorio, principalmente en el área de contratación, para facilitar la tarea y todos aquellos recursos necesarios para la aplicación de los criterios de la contratación pública y responsable.

“Conseguir una economía sostenible, que garantice condiciones de trabajo dignas, con perspectiva de género, que respete los recursos ambientales, que sostenga una economía local, social y solidaria, contribuye de manera directa a la sostenibilidad de la vida. Por eso, nuestro compromiso como gestores de la política municipal es garantizar que se cumpla con estos objetivos, y que se vele para que sean efectivos. La formación de los trabajadores/as de la administración y la concienciación sobre este tema es fundamental. La Ley de Contratación Pública es un paso enorme para que no exista ninguna administración donde no se apliquen criterios sociales en ninguno de sus contratos”, expresa Jesús Martínez.

“La economía social aborda la vida desde una perspectiva integral ebn la que la economía es solo una parte de la vida, no la más importante, que es la sosotenibilidad, tanto social como ambiental. Si no es así, no hay sostenibilidad verdadera ni cierta”, Luigi Carincci, miembro de REAS y coordinador de las Jornadas de Economía Social celebradas recientemente en Molina de Segura.

 

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: